El valor de ser mujer

Sigo leyendo, oyendo y viendo informaciones relacionadas con la capacidad de las mujeres para dirigir áreas tradicionalmente gestionadas por hombres. Un ejemplo es la cantidad de noticias relacionadas con los primeros movimientos de Carme Chacón al frente del Ministerio de Defensa. Me quedo con los ojos a cuadros cuando leo algunas opiniones sobre el viaje de la Ministra a Afganistán o sobre su trayectoria pacifista o sobre su poco conocimiento del ejército para ocupar esta cartera. ¿Acaso no han sido ministros de Defensa hombres sin vinculación con el ejército?; ¿por qué la gestión de la Defensa va a ser distinta a la gestión de otros Ministerios como Economía, Cultura o Interior? Tal vez los que escriben las bobadas sobre la capacidad de una mujer embarazada para dirigir un Departamento ministerial no han conocido a miles de mujeres anónimas que trabajan duro hasta el día en el que van a parir, que continúan trabajando en su casa aun cuando un recién nacido te deja apenas tiempo para cerrar brevemente los ojos, que atienden a otros hijos, trabajan dentro y fuera de casa y siguen luchando por superarse a sí mismas.

Hace unos años se acuñó el término de “super-mujeres” a aquellas que trabajaban fuera y dentro de casa, porque sus maridos, compañeros o parejas no entendían lo del trabajo del hogar compartido, no iba con ellos. Estas mujeres han llevado sobre sus espaldas una carga con la que a veces apenas podían, pero su determinación, su empuje y su valor les han llevado a una independencia económica que les ha permitido decidir su futuro.

El papel de la mujer en la sociedad ha cambiado enormemente en un siglo. No hace tanto tiempo, en nuestro país una mujer necesitaba autorización del marido para abrir una cuenta corriente, viajar o disponer de bienes que eran suyos. Ahora, aunque algunos se lleven las manos a la cabeza, una mujer embarazada está al frente de la gestión de nuestros ejércitos, esto demuestra que algo está cambiando y eso me alegra. Si Carme Chacón es válida para el puesto que se le ha encomendado el tiempo lo dirá, porque el embarazo es pasajero, su capacidad para desarrollar una política adecuada al frente del Ministerio de Defensa no. Por otra parte, ha habido ministros que se han destacado, no por no conocer el área que gestionaban, sino por no saber ni dónde estaban.

Soy mujer y no me siento inferior a ningún hombre por mi condición, si acaso me siento una privilegiada, porque en mi interior tengo algo que los hombres no tienen: y es la capacidad para crear nueva vida. Esa capacidad no limita ni mi inteligencia, ni mi profesionalidad, ni mi futuro.

Fotografía: Chesi

Anuncios

2 pensamientos en “El valor de ser mujer

  1. Mi admiracion al creador del cielo por haber hecho al ser mas importante de este universo,, a la mujer. gracias por existir.

  2. creditos dice:

    El embarazo de la ministra.
    Soy una mujer de 38 años, madre de dos hijos de 2 años y medio y 1 año, directora comercial de una empresa privada desde hace unos años.

    Mis dos embarazos coincidieron con enormes picos de trabajo en mi sector, incluso con mi último hijo trabajé hasta el mismo día de dar a luz y viaje hasta el 8 mes, eso si en aviones comerciales y no en aviones del Ejército con salita y asientos de avión privado, ni tampoco viajé con médicos por si se me ocurría parir en medio de mis viajes….

    Señores que lo que hace la señora ministra está a la orden del día en la sociedad en la que vivimos y a nadie le hacen un homenaje.

    Andrea Rodríguez
    http://www.creditomagazine.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s