¡Dios, yo también perdí la fe!

Ardua labor la que tienen por Roma estos días los garantes de la fe: encontrar la solución a la pérdida de fieles, de pastores y al aumento de los lobos que anidan por todas partes. Tal vez si hicieran un examen de conciencia de su actuación como poder terrenal a lo largo de 20 siglos encontrarían la respuesta.

En esta dirección de YouTube (no sé por qué, pero no consigo insertar el vídeo) se puede ver un interesante vídeo sobre el encuentro de un ateo con Dios. Desde aquí mi más sincero apoyo a todos los que desde la iglesia católica trabajan por ayudar a los demás y no por ayudarse a sí mismos y a sus privilegios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s