El aborto y la doble moral

mujerMucho se está hablando estos días sobre la necesidad o no de una nueva ley del aborto, de la barbaridad que va a suponer que una chica de 16 años pueda abortar sin el consentimiento paterno, de que con la nueva ley el aborto se convierte en un método anticonceptivoLa presidenta de la Comunidad de Madrid ha dicho que el aborto no es un derecho, sino un fracaso personal, sin tener en cuenta que una mujer no toma alegremente  la decisión de abortar, sino que suele ser una decisión dolorosa y a la que llega racionalmente, no impulsivamente, ya que si fuera una decisión impulsiva creo que ninguna mujer optaría por el aborto.

De acuerdo con la Resolución 1607 de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (2008) “Prohibir el aborto no consigue reducir el número de abortos: conduce sobre todo a abortos clandestinos, más traumáticos, y contribuye al aumento de la mortalidad maternal y/o al desarrollo del “turismo del aborto”, una actividad costosa, que prorroga el momento del aborto y genera desigualdades sociales. La legalidad del aborto no tiene efecto sobre la necesidad de la mujer de recurrir al aborto, sino solamente sobre su acceso a un aborto sin riesgo.”

No se trata sólo de traer hijos al mundo, sino de traerlos a un mundo en el que puedan recibir cariño, atención, educación; en el que tengan la oportunidad de desarrollarse personal y socialmente. Creo que los apocalípticos datos que se han aportado desde distintos sectores conservadores sobre los peligros del aborto, se han extraído de un estudio del Instituto de Política Familiar (IPF), una institución que se declara independiente, pero que se basa en una concepción tradicional de la familia, con unas creencias religiosas determinadas. En ese estudio se dan cifras escalofriantes del aumento del número de abortos practicados en España, aunque según datos de esta misma institución nuestro país está por debajo de Francia, Reino Unido, Italia y Alemania, en el número de abortos realizados.

Hay otros datos que pueden complementar a los que se han venido aireando estos últimos días, como los que aporta Francisca García Gallego, ginecóloga y miembro de ACAI (Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo) en una conferencia sobre “La práctica del aborto en España”.

En el aborto, como en otros temas en los que entran de lleno las creencias religiosas, se juega con la doble moral de decir una cosa y hacer otra. Tal vez esos que se llevan las manos a la cabeza por las conclusiones del comité de expertos que asesora al Gobierno sobre la nueva ley del aborto, incitarían a su hija de 16 años a abortar si se les llega a plantear el caso, ¡Dios no lo quiera! La ley del aborto no obliga a abortar, sólo otorga la posibilidad de hacerlo con garantías y sin criminalizar una decisión, sin duda difícil y dolorosa para quien ha de tomarla.

Amo la vida y creo en ella, soy mujer, soy madre y he tenido dos abortos espontáneos, uno de ellos de un embarzo gemelar de 5 meses de gestación, tras el que me sentí profundamente herida, vacía. Pero creo que es necesario que las mujeres, que por la causa que sea, decidan abortar, tengan respaldo legal e institucional para hacerlo de forma segura y sin riesgos para su vida.

Anuncios

11 pensamientos en “El aborto y la doble moral

  1. Marcelo dice:

    El aborto no es el problema mas erio, a mi parecer es el tabu de la sexualidad, y tampoco se pude condenar tan alegremente a las mujeres que abortaron,……

  2. […] del Consenso, para ver si conseguimos salir del atolladero que se nos ha planteado con el siempre espinoso tema del aborto; aunque creo que voy a volver a releer primero a mi querido Filósofo Loco y a reflexionar sobre […]

  3. desira dice:

    Merche, respeto tu opinión aunque no la comparta. Yo defiendo el derecho al aborto y creo en muchas cosas: en la vida principalmente. Me gustaría que leyeras este artículo sobre cúando empieza la vida humana (está escrito por un teólogo): http://www.elpais.com/articulo/espana/empieza/vida/humana/elpepiesp/19830525elpepinac_1/Tes/

  4. merche dice:

    El oóvulo fecundado, no es manipulable, la madre pudo elegir antes de fecundarlo, ahora ya no tiene derechos, los tiene el niño y toda la sociedad debe proteger a ese niño, objeto de Derecho y ayudar a su madre a traerle a la vida.
    Es puro hecho biológico, lo de hablar de creencias religiosas, lo utilizan los que no creen en nada para justificar el hacer lo que les biene en gana con ellos mismos y con los demás, estas personas no son de fiar.

  5. desira dice:

    Gracias a mAlicia y a Elena por dejar vuestra opinión sobre este tema. Santiago, aunque no compartas algunas de mis ideas, creo que sí compartes lo esencial y es que la decisión de abortar ha de ser una decisión personal. Aunque creo que es necesario regular un derecho individual que no sólo afecta a la persona que lo ejerce.
    Lo que no entiendo son actitudes como las de la Iglesia Católica española, que no hacen campañas para proteger la vida de las personas condenadas a muerte, pero sí para mentir sobre el aborto: porque la imagen de un niño que gatea junto a un lince en peligro de extinción creo que es una utilización inadecuada -por no decir perversa- de defender sus ideas (que respeto enormemente): http://www.youtube.com/watch?v=1HM_s5w8uQY

  6. Pues no puedo compartir completamente tu opinión. No estoy en contra del aborto, tampoco creo que los padres deban tener poder para evitar u obligar a la adolescente a matar a su bebe.

    Digamos que creo que el aborto es un mal necesario, para mi es un precio a pagar en sangre para ahorrar sufrimientos futuros a los que disfrutamos ya del habla e, incluso, a los que aun no tienen ese don.

    Para algunos que hemos tomado esta dura decisión el dolor es algo oscuro y sordo que vuelve de vez en cuando a atormentarte, pero tampoco soy tan cándido para pensar que para toda la humanidad sea igual.

    Conozco el caso de una persona tremendamente auto-destructiva (por ejemplo, se hacia profundas heridas para faltar al trabajo) que usaba el aborto en lugar de los anticonceptivos. Si sufre por ello, lo tiene muy bien enmascarado.

    Por otro lado conozco a una persona producto de una violación. Su infancia fue oscura y violenta, pero hoy en día es una persona que admiro y envidio (positivamente), pues me gustaría poder disfrutar de toda la felicidad, éxito y fama que esta persona tiene ahora.

    ¿Qué hubiera pasado si su madre decide abortar a esta persona?

    No, no creo que las leyes humanas puedan jamás ser justas con algo tan complejo como es cegar una vida. Así pues, sólo nos queda dejar la decisión a la persona más directamente implicada, la mujer embarazada. Esperando que su decisión sea la más acertada.

    Un cordial saludo Desira.

  7. elenaword dice:

    Estoy completamente de acuerdo con lo que has escrito. En este como en muchos otros temas la doble moral es lo que manda en las personas que alzan su voz contra los derechos y avances sociales.

  8. mAlicia dice:

    Hola, Desira!

    Como viene siendo habitual, estoy totalmente de acuerdo contigo. Llevo muchos años luchando por hacer que los demás entiendan que las personas tienen derecho a alegir. Creo que , entre otras cosas, se banaliza el hecho de tener hijos, tachándose de “cobardes y egoístas” a las mujeres que deciden no tenerlos.

    Nunca he tenido que tomar una decisión tan tremenda y dura como la de decidir continuar o no con un embarazo (por fortuna), y estoy de acuerdo contigo en que sería demasiado complicado, pero también es cierto que siempre he pensado (y pensaré) que resulta fácil decidir por los demás y no por uno mismo.

    Por mi trabajo estoy demasiado acostumbrada a ver hijos maltratados y heridos que nacieron en familias que no les han querido o que no han sabido cuidarles o quererles. como necesitaban Creedme si os digo que resulta demasiado doloroso ver cuanta gente incosciente, sin recursos o simplemente mala trae un hijo al mundo para hacerle infeliz. Y hay heridas que nunca se curan.

    Además, ser padre/madre me merece un respeto grandísimo. Creo que es una tarea demasiado complicada, y que no todas las personas están preparadas para serlo.

    Un abrazo!

  9. desira dice:

    Gracias Yahuan por dejar tu opinión, que respeto, aunque no la comparta.
    Gracias también a ti, Rosita, por seguir ahí y por tus palabras.
    Besos a las dos.

  10. Excelente, querida María.Estoy completamente de acuerdo contigo.No se trata más que de ampliar el sentido de Sanidad.
    La insalubridad no es garantía de dismunición del número de abortos, sí en cambio del aumento de su índice de mortalidad.
    Besos niña.Se te quiere.
    Rosa

  11. Yahuan dice:

    Antes de que yo naciera no confiaba en la ley, paso de ella, haré lo que es justo sin ella, paso de ella, tengo algo más grande y mejor. Usted no me entienda, viva en su mundo, yo en el de yuppi, así le llaman, por valentía na más, por descaro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s