Los cenicientas de Pozuelo

Me escapé por unas semanas de la realidad que me rodea teniendo todavía presentes las imágenes de los estudiantes iraníes manifestándose por la libertad y la democracia de su país, y vuelvo a poner los pies en el asfalto, todavía caliente por el sol que nos acompaña incansable, encontrándome con la algarabía montada en Pozuelo de Alarcón por unos chavales a los que la policía quería mandar a su casa, o a algún lugar fuera de la vía pública, convertida por ellos en improvisada parranda de alcohol y risas.

No puedo por menos que comparar las reivindicaciones de los universitarios iraníes y de los jóvenes de Pozuelo (o que estaban esa noche en Pozuelo) y la verdad es que se me cae la cara de verguenza. Porque si nuestros jóvenes sólo se movilizan contra el poder porque les prohiben beber en la calle, es que algo estamos haciendo muy mal. Ni los pésimos resultados de la política educativa, ni la falta de oportunidades a la hora de encontrar trabajos dignos, ni el escaso poder adquisitivo que les permita independizarse de sus padres han conseguido sacar a nuestros jóvenes a las calles; ¡pero que supriman el botellón, eso si que merece movilizar a todo el mundo!

Ahora, un juez de menores ha decidido un castigo ejemplar para los alborotadores adolescentes detenidos: 3 meses sin fiestas, ¡menuda putada! No sólo por el injusto trato a unos chavales que lo único que hacían era divertirse, sino por la coña con la que a partir de ahora van a ser conocidos: los cenicientas de Pozuelo. Pero eso sí, sus preocupados y concienciados progenitores no les darán dos pescozones (que están prohibidos y son malos para la salud mental de sus pipiolos), no invertirán sus ahorros en la educación ciudadana de sus hijos, sino que emprenderán una batalla legal para que a sus traviesos vástagos no les limiten la diversión, ¡vaya a ser que les causen un trauma!

Anuncios

2 pensamientos en “Los cenicientas de Pozuelo

  1. desira dice:

    Gracias por seguir ahí, y que sepas que tus parrafadas me encantan. Por cierto, pensar siempre nos hace crecer, por eso no dejes nunca de hacerlo, porque es sano seguir creciendo mientras puedas.
    Besos. Desira

  2. Feliz regreso Desira!!

    Además vuelves fuerte, porque planteas algo que tiene muuucho fondo, y que daría para un gran debate.

    Por un lado, los iraníes reivindicando las cosas que reivindicaban no hace tanto nuestros padres y abuelos.

    Por otro, los jóvenes actuales, quedándose en casa jugando a la play mientras los Gobernantes nos manipulan, pero echándose a la calle cuando les tocan los botellones.

    Yo soy joven, y no me identifico en absoluto con la mayoría de la juventud que hay hoy en día tanto en España como en el resto de países democráticos. La calidad de vida nos ha vuelto muy malcriados, no sabemos nada de nuestra historia y nos limitamos a protestar desde el sillón, y lo que es peor, con la más absoluta de las ignorancias y olvidando el tema en cuanto ponen los deportes en la tele.

    De verdad que es triste, tristísimo. Leyéndome a mí mismo me sueno como si fuera un abuelo, pero es que es verdad, es lo que siento. Salvo una minoría de jóvenes despiertos y activos, o simplemente con algún tipo de ideal, la gran mayoría no son más que borregos sin aspiraciones personales ni colectivas, más allá de tener vida social, un trabajo y una familia. Y no sólo los jóvenes, muchos adultos también, y eso es, si cabe, más triste aún.

    Me viene a la cabeza la gran manifestación que se montó cuando el Betis bajó a segunda, para que Lopera se marchara del club. Y luego me desayuno tramas de corrupción política tremendamente descarada, y veo que la gente no hace más que llevarse las manos a la cabeza, decir “no hay derecho” y seguir con su vida con la mayor de las normalidades, como si en realidad no fuera con ellos. “Paso de la política” dicen.

    A veces pienso de qué han servido tantos millones de años de evolución. A veces pienso que pensar sólo sirve para entristecerte, pero aún así, veo que hay buena gente como tú, y pienso que no todo está perdido.

    Un gran saludo y perdona por la parrafada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s