Obama, Nobel de la Paz 2009

Obama_mundoEstá claro que hay gente que nace con estrella y gente que nace estrellada, y parece que a Obama la estrella le sigue de cerca. Sin despeinarse ni siquiera un poquito, sin haber demostrado todavía nada más que gestos simbólicos al mundo, resulta que le conceden el Premio Nobel de la Paz. Ese “yes, we can” de su campaña electoral parece que ha seducido no sólo a los estadounidenses, sino también al resto del mundo (excepto, todo hay que decirlo, al Comité Olímpico Internacional).

De los 250 candidatos a este galardón, el presidente de EE.UU. era sin duda la figura más mediática, tal vez si se lo hubieran concedido a la Coalición contra las Armas con munición de fragmentación (MC), la ONG Handicap International, la colombiana Piedad Córdoba o el activista chino a favor de los derechos humanos Hu Jia (por poner algunos ejemplos de los candidatos propuestos), la noticia hubiera pasado casi desapercibida entre miles de titulares; pero Obama vende, vende imagen, vende notoriedad, vende…, todavía solo vende humo.

Anuncios

3 pensamientos en “Obama, Nobel de la Paz 2009

  1. miralarima dice:

    Ya tiene el Nóbel Obama
    a pesar de estar en guerra
    y lejos de ser una ganga
    es más una papeleta.

    A partir de ya ahora mismo
    se le seguirá de cerca
    y se verá perseguido
    si se mete en una guerra
    recordándole ese Nóbel
    que, por dárselo tan pronto,
    le exigirá ser buen hombre
    en todo lo que haga, en todo.

    Espero, por nuestro bien,
    que al final se lo merezca
    porque eso dará a entender
    que él ha roto los clichés
    que de su cargo se esperan
    y lo que marcó su agenda
    fue con fuerza anteponer
    la paz frente a cualquier guerra.

    Y si va a tener el ‘Nóbel’,
    por seguir con el tabaco,
    podría Barack entonces:
    cuidar bien nuestros ‘Ducados’
    para salir de la crisis,
    buscar la buena ‘Fortuna’
    aunque a veces sea difícil,
    y ofrecer siempre su ayuda,
    para salir del atasco
    en el que se encuentra Cuba,
    encendiendo un buen ‘Habano’
    y haciendo propia la causa
    de quienes sufren a Castro.

  2. desira dice:

    El problema de los premios cuya valoración no es empírica sino subjetiva, es precisamente ese, el de la subjetividad. Gracias, como siempre, por tu atinado comentario.
    Besos, Desira

  3. Hace poco participé en una discusión con este tema, y si no te importa te expondré mi punto de vista.

    Creo que deberíamos preguntarnos por qué se otorgan y por qué deberían otorgarse los Premios Nobel, en especial este de la Paz.

    Se puede otorgar de forma pragmática, por hechos con un valor político global, en cuyo caso tal vez pudiera ser que Barack Obama lo mereciera (no ahora, sino dentro de unos años si sigue en la línea que quiere marcar). No olvidemos que Obama está cogiendo el toro por los cuernos de un país en mayor o menor medida inculto, xenófobo, homófobo, ultracristiano y controlado por el capitalismo más atroz. No es fácil la labor que está haciendo, no es ningún jardincito de rosas y sus ideas (que a día de hoy son poco más que intenciones) parecen merecedoras sino de un Nobel, sí del un reconocimiento histórico internacional si las logra llevar a la práctica.

    Por otra parte, se puede pensar que este Nobel se otorga de forma simbólica. Esto quiere decir, a personas que no han tenido la misma influencia política o pragmática, pero que han constituido un símbolo en sí mismos para la lucha contra la guerra y la pobreza, como es el caso de Teresa de Calcuta. A través de esos símbolos, han fomentado una conciencia social, y de ahí el valor de su trabajo en pro de la Paz, concienciando a la gente y promoviendo asociaciones y movimientos sociales por este motivo.

    Y por otra parte, me temo la más influyente, se puede otorgar conforme los intereses vayan demandando para saciar en parte poderes económicos privados, en parte al populacho.

    Creo que de esa manera se otorgan y se desvirtúan ahora los nóbeles, sobre todo este de la Paz, del que se permite opinar todo el mundo, ya que en física, literatura o medicina no, pero en ”paz” todos creemos saber quien ha hecho más y quien ha hecho menos, en lugar de preocuparnos nosotros por hacer algo.

    El hecho de que, como se ha denunciado, el plazo para presentación de candidaturas expirara cuando Obama sólo llevaba 11 días en el cargo es algo que ya raya la desvergüenza de este premio que, a mi juicio, posiblemente sea el Nobel más injusto de la historia.

    Yo creo en las ideas de Barack Obama, me parece un gran comunicador y un buen líder potencial, pero este Nobel no tiene sentido en este momento, más que el económico, el político o el de querer poner a la gente en contra del propio Obama, cosa que tampoco me parece descabellada viendo los palos que se está llevando cuando él no se ha postulado al premio sino que lo han elegido.

    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s