Cuando pierdes la infancia

Fotografía de J.R. Santana

No dejas de ser niño hasta que vas perdiendo, poco a poco, a todos aquellos que conformaron tu infancia. Se van yendo, uno tras otro, y me remueven aquellos días de fiestas familiares, de partidas interminables de julepe en las que saltaban chispas, pero nunca llegaba la sangre al río. Yo los veía a todos tan grandes y tan fuertes, que cuando los miro ahora, viejitos y frágiles, se me encoge el alma.

La familia de mi padre estaba lejos, pero siempre he tenido cerca a la familia de mi madre: numerosa, ruidosa, besucona y siempre como una piña. Esos días de Juegos Reunidos Jeiper, del Exin Castillos de mi primo -que me tenía embelesada-, de escondites y adivinanzas,  eran día felices, en los que parecía que el tiempo no pasaba y que la vida era sólo un juego divertido en el que mandaban los mayores y los pequeños nos subíamos a sus espaldas anchas, confortables y protectoras.

Hoy me doy cuenta de que no pierdes la infancia realmente hasta que ves que los que te protegieron, te quisieron y te arroparon durante todos esos años van muriendo, y con cada uno de ellos tu caparazón de adulto se resquebraja y la niña que fuiste se asusta porque aquellos que creías inmortales no lo son, porque la muerte lo toca todo con su mano, incluso aquello que más quieres.

Anuncios

7 pensamientos en “Cuando pierdes la infancia

  1. […] Cuando pierdes la infancia loinvisible.wordpress.com/2010/06/16/cuando-pierdes-la-infan…  por Lestercillo hace 3 segundos […]

  2. Chari dice:

    ¡Qué bonito! ¡se me han puesto los pelos de punta!. Recuerdos entrañables de mi infancia, han vuelto a mi mente y han llenado mis ojos de lágrimas.
    Tienes razón en tus palabras tan bellas como sinceras.
    Yo no me acuerdo cuando la perdí, porque después las demás etapas de la vida vienen tan rápidas y con tantos problemas. Deseábamos crecer pronto, para tomar las riendas de nuestra vida ¿verdad?.
    Todas las etapas por las que he pasado son bonitas (especialmente en la que tuve a mis hijos), pero esa de la que hablas es muy especial, pues en esos momentos no conocíamos: responsabilidad, fracaso, crisis, política, enfermedad, preocupación, muerte…. , vivíamos al margen de todo eso, lo cual ahora nos asusta y es a lo que nos enfrentamos todos los días.

    Felicidades por este post, con el que nos has hecho reflexionar y volver atrás. Besos.

  3. desira dice:

    Muchas gracias por pasarte por este rincón, Ramón. Espero que ya estés totalmente recuperado. Besos.

  4. anrafera dice:

    Nostalgica entrada. Que buenos recuerdos se me vienen a la mente. Gracias por este bonito post. Saludos cordiales.

  5. […] This post was mentioned on Twitter by ¡PROMOCIONA TU BLOG!, Desira. Desira said: Momentos melancólicos: https://loinvisible.wordpress.com/2010/06/16/cuando-pierdes-la-infancia/ […]

  6. desira dice:

    Mientras recordemos, los que ya se han ido seguirán viviendo siempre en nosotros, aunque a veces sintamos esa punzada de dolor por no poder abrazarlos o besarlos nuevamente. Y ten en cuenta, que por muy mayor que te hagas, nunca dejarás de ser la peque. Yo también te quiero, primi.

  7. Nieves dice:

    Por mucho que nos duela perder a los que tanto hemos querido y nos quisieron SIEMPRE nos quedarán esos recuerdos de juegos y julepes…….y esa sensación cuando estamos todos juntos(en lo bueno y en lo malo) de que sigo siendo la pequeña. Te quiero primi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s