Carpe diem

El miedo a veces te hace desaprovechar esos momentos únicos, mágicos, en los que te sientes a gusto en tu piel, en los que todo adquiere un significado a tu alrededor, en los que oyes tu respiración y sientes el aire fresco que entra en tus pulmones, inundando tu interior de vida, esa vida que se pasa en un rato a la que te descuidas demasiado.

Estos días de verano, en los que las horas pasan más despacio, en los que tengo más tiempo para hacer todo aquello que el invierno laborioso y frío no me permite, me levanto temprano y me digo carpe diem.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s