Nunca aprendes a enfrentarte a la muerte

A pesar de saber que la muerte es parte de la vida, te cuesta aceptar el vacío que dejan las personas a las que quieres; y la herida por  la pérdida de seres queridos sigue escociendo, como esa señal que te recuerda cuándo va a llover, o cuándo va a cambiar el tiempo. La muerte, cada vez que se te acerca, te demuestra que eres frágil y que tu cuerpo es como esos alimentos perecederos, con fecha fija de caducidad.

Nunca aprendes a enfrentarte a la muerte; aunque la esperes, siempre te pilla mirando hacia otro lado, por eso siempre gana la partida. La mirada de la muerte siempre atenaza los músculos, su aliento aprisiona tu alegría y la amordaza; sin embargo, la vida sigue y un día, la sonrisa vuelve a arribar a la comisura de tu boca y tus ojos, donde se desbordaban lágrimas sin diques que las contuvieran, ahora acogen el brillo de la esperanza, aunque no olvidas que ella volverá de nuevo.

Sólo la muerte, de Pablo Neruda.

Anuncios

2 pensamientos en “Nunca aprendes a enfrentarte a la muerte

  1. desira dice:

    Tienes razón, tal vez la melancolía forma parte de mi carácter, pero a pesar de ello, intento mirar siempre hacia delante, aunque no olvide lo que dejo atrás.
    Gracias por tu visita.

  2. me gustan tus articulos pero detecto una melancolia que contagias a la gente que te lee solo una cosa si el otoño es melancolia la primavera es renacimiento no lo olvides ambas estaciones son importantes ambos sentimientos tambien no existe vida sin muerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s