Trozos de sueños rotos

Uno va caminando por la vida rehacíendose a cada paso con trozos de sueños rotos, con retales de ideales descosidos y vueltos a unir, con recuerdos que van adhiriéndose a ese traje que es la piel, como marcas que escuecen de cuando en cuando. Alguna vez, en ese trayecto, se descosen demasiado las costuras y el frío penetra en el alma, quitándole la esperanza de sentirse de nuevo recién estrenada, confiada, esperanzada.

En esos momentos, en los que la vida pesa demasiado, en los que el calor excesivo del infierno en el que te encuentras, o el aire polar de la indiferencia atenaza los pulmones y sólo quieres huir de un reflejo en espejo que no eres tú, respira hondo, y escucha el “Gracias a la vida” de Violeta Parra, cantada por La Negra Mercedes Sosa. Luego, mira a tu alrededor, recoge del suelo tus trozos de sueños rotos y pégalos con cariño, construyendo un nuevo sueño con tus lágrimas, sonríe y sigue caminando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s