Algo más que un mal sueño

Imagen de birasuegi

Imagen de birasuegi

Salgo de la niebla de la inconsciencia en un 23 de febrero de 2013, miro a mi alrededor y solo encuentro sombras, bufones que alardean de sus deformidades y hombres y mujeres con 2 caras que, según el lado que muestren, se comportan como seres humanos con conciencia, o como bestias que dan rienda suelta sin pudor a sus más bajos instintos.

Unas luces de neón vociferan continuamente mentiras, codicia, egoismo, fraude, avaricia, privilegios, lascivia. En pantallas de plasma gigantescas, imágenes de llantos, de pobreza, de dolor, de miseria, se entremezclan con paisajes de paraísos perdidos, de tiendas de lujo, de viajes de ensueño, de danzas enloquecedoras.

El paisaje que me acoge parece el mismo de ayer, o de hace unos días; sin embargo, hay algo en el aire que me asfixia, que me deja sin fuerzas para seguir mi camino. Un coche grita con un pitido estridente y continuado ante mi inesperada presencia, el corazón me late a mil por hora y retrocedo veloz hacia la acera.

Quiero irme de allí, pero mis pies permanecen anclados a un tiempo y a un lugar del que no hay vuelta atrás. Cierro los ojos y veo nítidamente “El jardín de las delicias”. Y pienso, ¿es sólo un sueño?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s