Los silencios de la vida

Imagen de Max Boschini

Imagen de Max Boschini

La vida tiene silencios plácidos, silencios eternos, a veces incómodos, otras reveladores; hay silencios cómplices y silencios ensordecedores, gratificantes y estúpidos, amenazadores y reconfortantes, románticos y amargos. En algunos momentos resultan agobiantes, pero a mí me gustan. Creo que son necesarios, te ayudan a distanciarte, a evadirte por unos momentos del bullicio que te acompaña permanentemente: palabras, música, ruido… sonidos a tu alrededor que no te permiten oír el verdadero sonido del silencio.

Hoy he sentido la necesidad de romper ese silencio, sin ninguna razón, sólo por la necesidad de volver a sentir las palabras saliendo a través de unas teclas de ordenador, que van conformando frases tal vez necias, tan vez inconsistentes, pero que surgen porque somos incapaces de mantener un silencio continuo. Necesitamos las palabras como el agua es necesaria para nuestro organismo, porque somos seres sociales que necesitamos comunicarnos entre nosotros, mostrarnos a los demás y decirles: ¡eh, soy yo, estoy aquí! Necesitamos de las palabras para vivir, igual que, a veces, necesitamos de los silencios para seguir viviendo.

Anuncios

Un pensamiento en “Los silencios de la vida

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: La vida tiene silencios plácidos, silencios eternos, a veces incómodos, otras reveladores; hay silencios cómplices y silencios ensordecedores, gratificantes y estúpidos, amenazadores y reconfortantes, románticos y amargos. En..…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s