Mejor… “no problemo”

El Buzzi BeeNos sentíamos como unas familias de Robinsones emprendiendo el viaje de nuestras vidas. Habíamos llevado provisiones de patatas, aceitunas, panchitos y almendras tostadas para acompañar las cervezas y los tragos largos de vermouth, mientras buscábamos ya ansiosos la base del barco que habíamos alquilado por una semana.  Recorrimos cuatro o cinco veces el tramo donde se suponía que debía estar la oficina y el muelle , hasta reparar en tres barcos con aspecto de tercera o cuarta mano, en los que estaban trajinando varios hombres.   Un muchacho frances -de Costa de Marfil, por lo menos- nos indicó amablemente que una de esas tres joyas que estábamos contemplando era el maravilloso barco en el que estaríamos instalados una semana. La oficina era una casita a orillas del río, en la que vivía uno de ellos con su familia -bastante numerosa por cierto-.

Superada la primera impresión y acomodados, más o menos, los cien mil bultos que nos acompañaban, pasamos a la operación “eliminación de gérmenes”, ya que el cascarón que nos alojaba tenía cierta falta de lejía y estropajo. A pesar de estos ligeros inconvenientes iniciales, nos negamos a darnos por vencidos y decidimos emprender el viaje de buen humor. El río se abría ante nosotros como una cálida aventura.

No pénsabamos que las peripecias vendrían pronto por no leer el mapa que venía incluido con el barco; ya que después de navegar durante aproximadamente media hora, embarrancamos en medio del río y no éramos capaces de mover el barco. Llamamos a Jean, nuestro contacto, un hombre menudo y fibroso, de color tabaco y pelo a lo Bob Marley, vivaracho y servicial.

Era una mañana gris, la lluvia golpeaba el casco del barco como si quisiera taladrarlo y nuestra experiencia marinera se limitaba a unos paseos en barca por el Retiro de Madrid y poco más. Jean apareció como una señal luminosa del cielo diciendo “no problemo” y preguntando por “el mapi” (pues dominaba inglés y español con gran soltura), ya que nuestro francés era muy limitado -por no decir nulo-.

Hay que reconocer que Jean es un hombre de grandes recursos y consiguió que otro barco nos intentase remolcar, aunque sin ningún resultado positivo. Tras varias tentativas infructuosas, Jean nos vino a decir que si le contaba a su jefe el problema, nos iba a salir la broma por más de 500 euros y dos días de retraso en la salida; pero que si llegábamos a un acuerdo “privado”, él nos sacaría del atolladero al momento por sólo 200 euros. Nos miramos todos con cara de no creernos lo que nos pasaba, pero al final le dimos a Jean los 200 euros para que nos sacase de allí cuanto antes.

Cambió una pieza del motor, que ninguno supimos si se había roto o no, y se tiró al agua (que debía de estar a menos de 20º) para desatascar el barco. A medida que pasaban los minutos y ver que aquello no se movía, se empezaron a alterar los ánimos: ya nos veíamos cargando de nuevo los cien mil bultos por el agua y calados hasta las cejas. Pero, finalmente Jean volvió a decir la palábra mágica “no problemo” y el barco le obedeció. Claro que influyó bastante el que se tiraran también al agua nuestros tres mocetones de 2×2 y empujaran, junto a Jean, al maltrecho y cascado cascarón. Fue el inicio de unas deliciosas vacaciones, en las que convivimos estrechamente con las arañas, pero eso… es otra historia.

Anuncios

2 pensamientos en “Mejor… “no problemo”

  1. desira dice:

    La verdad es que sí lo fueron, a pesar de las apariencias. Gracias por el comentario.
    Desira

  2. ANRAFERA dice:

    Bonita historia para el inicio de unas deliciosas vacaciones. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s