Mi regalo de cumpleaños

Hoy cumples 17 y no tengo nada material para ofrecerte, pero sigo teniendo todo mi amor intacto, como hace diecisiete años y nueve meses. Quiero que sepas que fuiste un niño al que amamos desde el primer momento en que supimos que venías. Dicen que es una locura traer un hijo a este mundo de tarado;, que si lo piensas, nunca te decides a tenerlo, pero yo me alegro de no haber pensado en este caso, porque si no no te habría conocido, no te habría amado. 

Cuando estabas dentro de mi vientre te imaginaba, pero realmente me daba igual como fueras, ya te quería antes de verte. Los últimos meses de tu embarazo me sentía gorda, me veía fea; sin embargo, era feliz, no me importaba mi aspecto físico; porque tú, a cada rato me decías ¡estoy aquí! con tus patadas, codazos y cabezazos.

Decidiste salir del confortable nido que te había construido en mi vientre antes de tiempo, me habían dicho que nacerías un 20 de noviembre -¡el día que murió el dictador! Pero tus ganas de conocer el mundo (y supongo que mi vida poco relajada) te hicieron adelantarte. Era lunes, el sol brillaba en una fresca mañana de noviembre. Mi médico llegó cuando tu cabeza ya pugnaba por salir de tu interior. Me partía por dentro, porque te parí con dolor, un dolor intenso que me hacía perder el compás de la respiración ensayada meses antes, pero es el único dolor que da satisfacción, que no te importa sufrir porque cuando pasa recibes el mayor regalo de tu vida, un pequeño e indefenso ser humano que se agarra al sonido de tu corazón para sentirse a salvo.

Un hijo es el amor más sano, más incondicional y más hermoso. Lo siento por ti y por la peque cada día de mi vida, desde antes de que hubiérais nacido. Nunca me habéis defraudado, siempre me habéis dado mucho más de lo que podía esperar.

Me gustaría poder evitarte el dolor, la frustración, el desengaño, pero es parte de la vida. Y los reveses, los contratiempos te harán más fuerte, así que: nunca te rindas, persigue tus sueños, no hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a ti, y busca la felicidad en las pequeñas cosas, pero sin renunciar a hacer cosas grandes. Disfruta el presente, sin olvidar lo que te enseña el pasado y lo que quieres para el futuro. 

¡FELIZ CUMPLEAÑOS!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s