Cuando mi vientre

Cuando la luna acaricie mi piel
como amante solícito y avezado,
y su luz penetre en mis entrañas;

cuando mis fantasmas expiren
y una nueva savia surja
de mi vientre ahora seco;

cuando sienta sangre latir,
distinta de mis arterias endurecidas,
de mi corazón encogido y arrugado;

entonces,
cuando mi vientre se hinche
deformado por la vida que emerge
victoriosa, perfecta, arrogante,
la sonrisa resurgirá en el aire
y en mi alma despuntará el verde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s