La fuerza de los invisibles

Yo reivindico una mano abierta
al abismo insondable del mañana;
un grito mudo de millones de gargantas
seccionadas sin pudor por la avaricia;
una mirada limpia, sin pasado,
que en volandas me eleve
hasta isla del principio de los tiempos,
donde no existen nombres,
ni reclamos, ni intereses, ni venganzas.

Yo reivindico el poder de las palabras,
de las grandes gestas de los nobles,
desconocidos sin ilustres apellidos,
que remueven conciencias y reclaman
el futuro desde su límpida inocencia.

Yo reivindico la fuerza de los invisibles
desde el profundo agujero de los muertos,
los que murieron y morirán creyendo,
que se negaron y se negarán al yugo
del poder, de la derrota, del lamento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s