Ofrenda de un corazón deshilachado

Treinta septiembres a tu lado
que se han pasado como un rayo,
bien merecen la entregada ofrenda
de un corazón deshilachado
para un amor recién lavado.
Y necesito decirte,
con la excusa de un momento
-un veintidós de septiembre-,
que eres mi dios, mi veneno,
mis promesas, mi futuro,
mis pies en la tierra,
mi paño de lágrimas,
mi copa de la felicidad,
mi locura, mi deseo.

Y mi amor, un amor
que es ahogo y paraíso,
es dolor y un domingo tranquilo.
que es una reconfortante
manta de recuerdos,
de besos apasionados,
de malentendidos, de dudas,
de noches calientes,
de días sombríos,
de te quieros, de lo sientos,
de saber que estás conmigo,
de querer estar contigo,
a tu lado, siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s