Puente aéreo Madrid-Barcelona

Quisiera ofrecerte dos letras bien hilvanadas,
pero no encuentro la agilidad, ni los sonidos;
las imágenes rebotan muertas en el cristal
a miles de kilómetros, en el aire.

Son sombras, meras sucesiones de palabras
unidas en medio de un turbulento recorrido;
anárquicas, con trazos irregulares, a la mitad
de ninguna parte, en un cielo sin ángeles.

Pero tú, ese concepto concreto y real
se me presenta entre todos estos hombres
de pelo cortado a navaja y traje azul;
entre mujeres de blusa blanca y falda discreta
-siempre por encima de la rodilla-.

Tú, a una distancia ahora infinita,
apareces emborronando este paisaje nebuloso
de ejecutivos clonados, grises, solos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s