La España del New York Times

Imagen de Fotero

El duro reportaje sobre España que ha publicado el prestigioso periódico neoyorquino  New York Times ha provocado numerosos debates sobre la distorsionada realidad que se ofrece de nuestro país.  Ilustrado con 15 fotografías en blanco y negro, en las que se palpa “la austeridad y el hambre”, este reportaje ofrece la instantánea de una España casi tercermundista.

La realidad es un caleidoscopio que, depende de como lo mires, ves una imagen u otra. Esas fotografías son sin duda, parte de esta España que vivimos, pero este país es mucho más que eso.  A pesar de ladrones, de mediocres, de iluminados, de vividores, de egoístas, de traidores, de las malas hierbas que nos crecen en este jardín; la mayoría, la gran mayoría silenciosa que no grita, que no roba, que solo trabaja y a veces, solo a veces, dice “basta”, seguirá tirando con esfuerzo de la cuerda imaginaria que mantiene en pie esta carpa que nos acoge a todos.

Espero que la explicación del Rey, sobre la realidad de su reino, al Consejo  de Redacción del “New York Times” sirva de algo para que sus redactores comprendan a esa otra España a la que no le queda más remedio que convivir con la caricatura de sí misma.

Anuncios

La suerte de Mariama

Para Mariama no hay sorteos, ni futuros sin crisis, porque ella no sabe qué es una crisis; sabe lo que es el hambre, sabe lo que es la miseria, pero aun así sonríe  con unos ojos negros muy expresivos.

Mariama vive en un pequeño poblado al borde del río Gambia, no desea ningún ipad, solo un caramelo que guarda como un tesoro en su mano. Te mira desde una inocencia pervertida por la necesidad, siguiéndote como un perrillo alegre y juguetón gritando “amigo, amigo; yo amigo”, aunque su español se limite a cuatro o cinco palabras que no sabe muy bien que significan, pero que sabe agradecen los pocos turistas españoles que se acercan por allí.

La suerte de Mariama no la va a depender del Gordo de Navidad, ni de la labor que realicen los trece magníficos de Rajoy, pero como siempre existe el efecto mariposa, cuanto mejor nos vaya a los países ricos, menos mal les irá a los países que, como Gambia, ocupan los últimos puestos  en los Indicadores Internacionales sobre Desarrollo Humano elaborados por Naciones Unidas.

La historia de una estatua embalada

estatua_embalada

El Caballo Alado

Plaza de Legazpi (Madrid)

Esta estatua lleva meses embalada sin que ningún servicio municipal la retire de la plaza en la que está situada. Nadie repara en ella, a pesar de que formó parte de un conjunto arquitectónico creado por Agustín Querol a finales del siglo XIX para el entonces Ministerio de Fomento y actualmente Ministerio de Medio Ambiente: La Gloria y los Caballos Alados.

estatua_embalada2Este caballo, que perdió a su pareja por obra y gracia de las obras de la M-30 hace ya unos cuatro años, lleva penando en silencio su soledad y, desde hace unos meses su invisibilidad, en un lugar que no le corresponde.

Aunque nunca me gustó el conjunto de los caballos en esta plaza populosa y multirracial, he de reconocer que siento pena por este histórico caballo cuyos últimos años  están cubiertos de andamios y, últimamente, de la oscuridad más absoluta.

La escultura está abandonada al lado de un centro cultural y artístico de vanguardia, que nuestro Consistorio quiere promocionar como nuevo símbolo cultural de la ciudad, lo que no sé si eso significa ¡Viva la modernidad, matemos nuestro legado artístico!

La verdad es que las esculturas en cuestión no me atraen, pero hay numerosas manifestaciones culturales con las que no me identifico sin que por ello desee que desaparezcan. Preservar nuestro patrimonio cultural es fundamental para saber quienes somos; y en este sentido, conservar y cuidar los bienes artísticos es un deber de todos, y sobre todo de los que gestionan dicho patrimonio.

Espero que este caballo alado al que han cortado las alas encuentre, algún día, su lugar en la ciudad, y que esta plaza recupere su centro hoy ocupado por una estatua cubierta de vergüenza.

Fin de semana de perro y cerdos

cerdos1 aznaryperro1
Pobres cerdos ¿A quién quiere asustar?

Un fin de semana entretenido con fauna domesticada, crisis sanitaria que gana a la económica y la foto de un perro menos fiero que su dueño, nos encamina a una semana en la que los más de 4 millones de parados van a carlabluni2pasar a segundo plano eclipsados por la carrera entre la princesa Letizia y Carla Bluni por llegar a ser la primera en elegancia en esta visita de Estado, que letizia_ortiz1algunos medios parecen empeñados en llevar al terreno de la moda en vez de enmarcarla en el ámbito de las relaciones internacionales.

Y Aznar a cara de perro nos anuncia que sabe cómo salir de la crisis, mientras los cerdos atacan al mundo desde Méjico y se lanza la alarma mundial. En esta era de la globalización lo malo llega antes que lo bueno, y las crisis, ya sean económicas, alimentarias o sanitarias, se propagan más deprisa que los beneficios, sean estos cuales sean, que siempre llegan tarde, mal y nunca a los más desfavorecidos.

Y me pregunto, como Mafalda: “¿Y no será que en este mundo hay cada vez más gente y menos personas?”

Obama y Chavez ¿de la mano?

obamaychavez

Nuevos gestos, ¿nuevo tiempo? Un fugaz encuentro por lo que dicen las noticias, pero tal vez sea el principio de una gran a mistad. “Quiero ser tu amigo”, le ha dicho Chavez a Obama (tal vez quiera ser amigo suyo en Facebook).

¡Que asco me da a veces la política!

Más información

Como quejarse de un mal servicio

El otro día leí en elblogdelcapi un artículo en el quehacía una reflexión sobre lo poco que reclamamos cuando se presta un mal servicio o cuando no se corresponde lo que nos ofrecen con lo que habíamos acordado, algo con lo que estoy totalmente de acuerdo. Eso sí, chillamos mucho, lanzamos incluso algunos tacos, ponemos de vuelta y media al establecimiento o empresa, nos desahogamos y a otra cosa mariposa.

Los anglosajones tienen una cultura en la que está más asimilado este tema y lo que para nosotros es algo extraordinario, para ellos es algo habitual. Yo llevo “carteandome” con Jazztel desde hace más de un año porque no me da la gana que me cobren lo que a ellos les parezca por un pésimo servicio. Pero bueno, ese es otro tema.

No pensaba hablar de esto en el blog, pero es que me he encontrado una imagen que me ha parecido extraordinaria. Es una forma muy ingeniosa de quejarse de un mal servicio. ¡Me ha encantado!