Ni el Papa resiste la fuerza de la televisión

Ni el Papa se puede resistir a los nuevos tiempos. El próximo sábado, TV1 emitirá un programa en el que el Papa Benedicto XVI responderá a las preguntas de varios ciudadanos anónimos. Supongo que tanto los “preguntantes” como las preguntas habrán pasado el severo filtro del aparato de comunicación vaticano, con el fin de que Su Santidad no se meta en ningún aprieto por culpa de una pregunta incómoda o de un ciudadano demasiado atrevido a la hora de dirigirse al heredero del trono de Pedro. Tal vez sea casualidad o tal vez tenga un significado oculto el que esta entrevista se retransmita en la RAI el día de viernes santo, a la hora en que se supone murió Cristo en la cruz.

Supongo que los estrategas de Roma, que de comunicación saben un rato, tal y como lo demuestran los millones de fieles corderos que siguen las directrices que dicta la Iglesia Católica desde hace más de 20 siglos, han pensado que era mejor utilizar al enemigo para sus fines que luchar contra él. Según  el informe Pulso de España 2010, sobre encuestas realizadas por Metroscopia, no creemos en la televisión como fuente de información, pero es la tercera actividad de los españoles, despúes de dormir y trabajar. No hay nada  mejor para olvidar tus propias miserias que regodearte con la visión de las miserias de otros, o con la visión de un mundo imaginario en el que tu triste vida desaparece porque la engulle una pantalla de televisión. Y en ese estado de aturdimiento uno puede ver o creer cualquier cosa, desde los comentarios políticos de Telemadrid, las noticias de Intereconomía, o la entrevista en diferido a un Papa de Roma.

Los obispos contra el aborto desde Facebook

facebookLa Conferencia Episcopal Española ya tiene su página en Facebook, ¡faltaría más! ¿Para que utilizarán las redes sociales  los “soldados” de Jesús: para pedir la generosidad de los poderosos con los débiles en tiempos de crisis; para acercarnos el drama del hambre del tercer mundo, para solicitar ayuda urgente para los miles de personas afectadas en Samoa, Sumatra o Filipinas por tsunamis,  terremotos y tifones?  No, es mucho más importante convencer al personal de la barbaridad que supone el anteproyecto de Ley del Aborto.  Con cerca de 600 admiradores, la CEE (Conferencia Episcopal Española) se ha lanzado al ruedo de esta red social marcando sus prioridades: ningún católico coherente con su fe podrá apoyar la ley del aborto.

Les felicito por modernizarse y utilizar las ventajas de las nuevas tecnologías, ahora sólo espero que también conecten en sus mensajes.

La realidad cambiante

La realidad no es inmutable, si no, como se explica en este interesante vídeo, seguiríamos creyendo que la tierra es plana, o que el sol gira a su alrededor. Aceptar una nueva realidad es un proceso cognitivo que lleva tiempo; tal vez dentro de unos siglos la Iglesia católica rectifique su postura respecto a algunos temas que hoy condena con rotundidad.

En internet puedes encontrar de todo, ¡hasta la fe!

Parece que lo de la vuelta a la misa en latín no ha tenido mucho éxito y la Iglesia Católica sigue perdiendo adeptos. El otro día oí que la media de edad de las monjas españolas es de 65 años, la edad de la jubilación. Tal vez, por esta desbandada de fieles y de pastores el Vaticano ha dejado de ver internet como un invento del demonio y se ha unido a la comunidad virtual.

El Papa tendrá su canal en YouTube, después de la iniciativa de varios conventos de monjas de buscar novicias a través de internet como: las hermanas dominicas del monasterio ‘Santo Domingo el Real’ de Segovia, el blog de Sor Gemma Morató, ó, últimamente el vídeo colgado en YouTube por las carmelitas descalzas de Écija

Supongo que en tiempos de crisis, la fe puede convertirse en un asidero al que agarrarse cuando todo se desvanece alrededor. ¡Lo mismo el Papa se convierte en la futura superstar de la red!

¡Dios, yo también perdí la fe!

Ardua labor la que tienen por Roma estos días los garantes de la fe: encontrar la solución a la pérdida de fieles, de pastores y al aumento de los lobos que anidan por todas partes. Tal vez si hicieran un examen de conciencia de su actuación como poder terrenal a lo largo de 20 siglos encontrarían la respuesta.

En esta dirección de YouTube (no sé por qué, pero no consigo insertar el vídeo) se puede ver un interesante vídeo sobre el encuentro de un ateo con Dios. Desde aquí mi más sincero apoyo a todos los que desde la iglesia católica trabajan por ayudar a los demás y no por ayudarse a sí mismos y a sus privilegios.