Los heraldos negros

Je suis Paris

Je suis Paris

Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé!
Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos,
la resaca de todo lo sufrido
se empozara en el alma… ¡Yo no sé!

Son pocos; pero son… Abren zanjas oscuras
en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte.
Serán tal vez los potros de bárbaros Atilas;
o los heraldos negros que nos manda la Muerte.

Son las caídas hondas de los Cristos del alma
de alguna fe adorable que el Destino blasfema.
Esos golpes sangrientos son las crepitaciones
de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.

Y el hombre… Pobre… ¡pobre! Vuelve los ojos, como
cuando por sobre el hombro nos llama una palmada;
vuelve los ojos locos, y todo lo vivido
se empoza, como charco de culpa, en la mirada.

Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé!

Los heraldos negros. César Vallejo

 

 

Anuncios

La hora de la generación sin complejos

El futuro es consecuencia del presente

Imagen de Movimiento 15M valencia

Ha llegado la hora de dejar paso a una nueva generación que no tiene complejos, que no tiene miedos atávicos a la hora de afrontar retos hasta ahora imposibles. Ya no se trata de unos cientos jóvenes locos sin guía, sin rumbo, bien alimentados y con pocas obligaciones que se dedican a acampar en la Puerta del Sol de Madrid para tocar las narices a sus mayores. Es mucho más que eso, es una nueva forma de entender la política que asusta a los políticos “tradicionales” de izquierdas y de derechas. Esta generación no ha tenido que superar ninguna dictadura, no ha tenido que lidiar con ruidos de sables, no ha tenido que elegir entre pactar o no existir, no ha tenido que ganarse la confianza de una población sedienta de libertad, pero también con miedo a la libertad.

Muchos se llevan las manos a la cabeza porque hay gente que pide el final de la monarquía hereditaria. ¿Por qué?, vivimos todavía en un país donde la libertad de expresión es uno de los derechos fundamentales reconocidos en nuestra Constitución de 1978. Pero igual que hay quienes jalean a los que piden la venida de la República, pueden surgir los que jaleen la salida a la palestra de un nuevo salvador de la patria: “una, grande y libre”; y esos también tendrán derecho a expresar libremente sus ideas, al igual que lo van a hacer en el nuevo Parlamento Europeo surgido de las urnas los partidos de extrema derecha de diversos países de la UE.

Es beneficioso para la salud de nuestra democracia sacar fuera todos los demonios. No debemos de tener miedo a replantearnos aquello de nuestra Carta Magna que haya que modificar, suprimir o añadir. Una sociedad es un ente vivo, que cambia, y las reglas del juego se tienen que ir modificando para adaptarlas a la sociedad a la que deben servir. ¡Lo único que me asusta que se haga como el “salto de la Reja”!.

 

 

Los mensajes del Gobierno y la descodificación de la verdad

Hoy nos desayunamos con de Guindos y los 500 euros que no conoce, el domingo almorzamos con Rajoy y su alentador futuro, el pasado viernes tomamos café con espinas en la rueda de prensa celebrada tras el Consejo de Ministros. Si aderezamos estas viandas con especias de interpretación de otros partidos políticos, opiniones de expertos y valoración de medios varios, nos encontramos con un plato imposible de descodificar.

La verdad, tiene muchas acepciones, según recoge la RAE. Cuando transmitimos predicciones,  opiniones o interpretaciones , nos referimos a verdades relativas, pero las comunicamos como si fuesen absolutas.Tal vez sea una consecuencia del exceso de información, de la inmediatez con la que ésta nos llega, de la facilidad para difundirla.Cada vez más, en los medios de comunicación de masas, en los medios digitales, en las redes sociales o en el tradicional “boca a boca” (o boca a oreja, que sería más correcto) se transmiten opiniones, conjeturas, especulaciones como si fueran informaciones contrastadas, destacándose lo anecdótico sobre lo fundamental (yo lo acabo de hacer al destacar, de la entrevista de Carlos Herrera al ministro de Economía, que éste no conoce los billetes de 500 euros).

La manipulación informativa, cultural y social en la que vivimos, ¿es una jaula de oro de la que no podemos salir? Todo lo que nos rodea nos condiciona (nuestro continente, nuestro país, nuestra familia, nuestra educación, nuestra posición social, nuestros amigos…), pero nuestro pensamiento sigue siendo libre, por muchas verdades que nos vendan. Contamos con la facultad de elegir, y son esas elecciones las que determinan nuestro rumbo (tal vez no sirvan para cambiar el mundo, pero sí para cambiar nuestro mundo).

Recomiendo esta intervención del sociólogo Felipe López Aranguren sobre “Los medios y la manipulación de la información”.

¡Que no hablen por mí!

Imagen de César

Imagen de César

Estoy harta de que políticos, creadores de opinión, informadores, sindicalistas, empresarios, actores, iglesias, …, hablen por mí; una ciudadana invisible, de esas que no pertenecen a plataformas, movimientos o grupos de presión de ningún tipo. Sin embargo, todos dicen conocer mis necesidades, mis miedos, mis expectativas; todos dicen hablar en mi nombre, todos se sienten en la obligación de defenderme. Pues miren,  no me defiendan más, porque cada vez que lo hacen, me anulan más, me hacen sentirme más estúpida e invisible.

Creo en el sistema democrático, pero no creo en todos los “representantes de” que dicen conocerme y ni siquiera me ven; en todos esos políticos que pagan sus errores en un cómodo y bien pagado destierro en alguna institución pública. La tan necesitada regeneración democrática no va a empezar por arriba, si los de abajo no empujan.

Por eso, creo en esos héroes anónimos que han dado un valiente paso hacia delante en un país que estaba dormido y despertó de golpe, con el suelo abriéndose bajo sus pies sin saber cómo ni por qué.

El programa de “La Sexta Columna” ha pasado hoy un excelente reportaje en el que aparecen algunas de esas personas sin nombre conocido, ni apellido de renombre, pero a las que les sobra generosidad y sentido común, algo de lo que parecen carecer “¿nuestros representantes?” en los últimos tiempos.

“Sí se puede”. La Sexta Columna

Gallardón, yo no quiero ser doncella

Ilustración del Castillo: Atajo de locos

Querido Alberto, cuando he escuchado tu argumentación en el Congreso a favor de la mujer-madre me enternecí, ¡de veras!. Te imaginé vestido de paladín caballero intentando salvar a una doncella encerrada en una torre y rodeada de peligrosos dragones. Pero, una vez superada mi  desbordante imaginación ante una escena de película de sobremesa de los sábados, mi indignación frente a una tesis totalmente falsa: “la mujer necesita que la protejan para que cumpla con su función primordial de la maternidad” creció de forma exponencial.

Yo no quiero ser una doncella necesitada de ningún paladín que la proteja. Señor Gallardón, me sorprende que una persona leída como usted considere que las mujeres no somos capaces de decidir si queremos o podemos ser madres o no.

Me ha venido a la memoria la letra de una canción: “un pasito pa’lante María, un pasito pa’trás”, porque así parece que avanzamos las mujeres en la conquista de nuestros derechos.

Hoy, 24 de febrero, día de las utopías

El día 24 de febrero debería ser declarado el “Día de las útopías”. Hoy, hace 31 años, España recuperó la democracia que estuvo a punto de perder unas horas antes, porque unos cuantos temían la libertad que los españoles se habían vuelto a otorgar a sí mismos a través de una Constitución.

Hoy he vuelto a recordar ese día, al ver las imágenes de la brutal represión a los estudiantes en Valencia, porque #Yotambiensoyelenemigo.

La vida nos enseña que nadie es dueño de nadie, que hay hombres y mujeres que pierden el miedo y saben coger sus sueños a dentelladas si es preciso; porque la libertad siempre brota, a pesar de la violencia de los que son tan diminutos que la temen.

Para todos los hombres y las mujeres que dejan su vida por ella, por su generosidad con sus semejantes y con las generaciones futuras.

TwinuteSilence, el grito de la humanidad contra la barbarie de los atentados en Noruega

 

Imagen de thewritingzone

Las redes sociales se han movilizado contra los brutales atentados de Noruega. La página web twinutesilence.com establece como día elegido en España para este minuto de silencio el viernes 29 de julio a las 18.00 horas. El silencio de las redes sociales como nuestra de repulsa contra la sinrazón de estos asesinatos y como homenaje a las víctimas de los mismos, permitirá a  los hombres y mujeres de todo el mundo unirse para condenar la intolerancia y la sinrazón de la violencia.

¡Une tu voz contra la violencia y la intolerancia!: