Una izquierda huérfana y una derecha perpleja

La ideología del miedo, de Jordi@photos

La ideología del miedo, de Jordi@photos

Las últimas encuestas publicadas sobre intención de voto nos dan una foto fija de un momento concreto, y reflejan el clima de desencanto que ha dejado a la sociedad española sin consolidadas formaciones políticas que les sirvan como referente, lo cual es peligroso, porque se radicalizan las posiciones de un forma descontrolada.

Creo que la izquierda está actualmente huérfana, con un PSOE perdido en guerras intestinas, sin discurso político claro, sin líderes que conecten con el descontento generalizado; va a remolque de la realidad, no son capaces de analizar y lanzar propuestas que resulten coherentes dentro de un discurso general, el cual se ha diluido dependiendo de los intereses del momento.

Izquierda Unida, que aparece como la gran recolectora de los votos del PSOE por la izquierda,  muestra un claro anquilosamiento, tanto en su lenguaje como en su forma de interpretar los datos, y nos encontramos con unos mensajes que nos recuerdan a revoluciones de principios del siglo XX.

¿Y por la derecha? Tenemos un PP con una mayoría absoluta parlamentaria, que cree que le da derecho a tomarse el mundo por montera -que no por Montoro, aunque seguro que estaría encantado el señor ministro-, y que da la sensación de llevar unas orejeras gigantescas. Éstas no le permiten escuchar las miles de voces que se están alzando contra la soga con la que el Gobierno está apretando a la tan sufrida clase media, muchos de ellos votantes suyos, que reclaman el cumplimiento del programa que votaron.

La perplejidad del PP ante la airada reacción ciudadana, combinada con el mantra “hacemos lo que tenemos que hacer” se repite en plasma, por escrito, en el Congreso, en las escasas ruedas de prensa con preguntas, sin que se paren, siquiera un segundo, a mirar los cadáveres que van dejando en este trágico vía crucis. Y ahí está UPyD a recoger los pedacitos de votos que van dejando PP y PSOE por el camino, sin que se conozca el discurso global de esta formación.

La crisis económica ha resaltado las profundas grietas que sufre nuestro sistema. Una de esas grandes grietas es la del papel de los partidos políticos, que deben regenerarse en su concepción y en su funcionamiento para cumplir con el artículo 6 de la Constitución del 78En fin, que, o los partidos políticos recuperan la ética,  con un discurso que la gente entienda y comparta, o tendré que oír más a menudo frases que me causan escalofríos como: “la democracia es un engaño, sólo sirve para que otros chupen más del bote que tengo que llenar yo”, “otro Franco nos hacía falta”, “habría que acabar con todos los políticos, ¡sólo están ahí para robar!”.

 

 

Anuncios

Los escraches y Sigfrid Soria

Sigfrid-soria-tweet-escraches

Se ha montado un buen revuelo con los tweets de Sigfrid Soria sobre  los escraches . Y no es para menos, que un ex diputado del Parlamento de Canarias por el Partido Popular utilice un tono de matón de barrio, con faltas de ortografía incluidas, para expresar su malestar con los escraches a representantes del PP, no es admisible. Incluso se ha ratificado en sus declaraciones en el programa Hoy por hoy de la Cadena SER.

Aunque parece que en esta ocasión, el Partido Popular ha reaccionado con rapidez y el secretario general del PP de Canarias, Asier Antona, ha afirmado que las declaraciones del ex diputado comportan su “separación automática” de cualquier responsabilidad orgánica en el Partido Popular, además de la “apertura inmediata” de un expediente disciplinario.

No es admisible la actitud de Soria, como tampoco entiendo que se tenga que recurrir a intimidar a los políticos en su vida privada. Creo que se puede protestar, porque motivos hay, y de peso, pero esa protesta debe ser contra los cargos públicos, no contra personas privadas.  He admirado el empuje y valor de los colectivos que han evitado desahucios injustos e inhumanos en numerosos casos; sin embargo, no encuentro lógico que invadan la esfera privada de personas públicas. El fin nunca justifica los medios, y los derechos de unos nunca deben anular los derechos de otros. Como tampoco entiendo el acoso que está sufriendo Ada Colau por ser la portavoz de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas. Esas noticias que se van colando sobre si vive de alquiler, si su madre es asesora de una inmobiliaria, son tan indignantes como los escraches.

Lo que si es cierto, es que si no es por los colectivos ciudadanos que se han movilizado sin tregua contra los desahucios durante los últimos años, los políticos no habrían planteado medidas sobre esta sangrante realidad. Sin embargo, han tomado medidas contra los escraches en pocas semanas. ¿Por qué será?

Por cierto, Sr. Soria hay diferencias entre “hostia” y “ostia”:

hostia
1. f. Hoja redonda y delgada de pan ácimo, que se consagra en la misa y con la que se comulga.
2. f. Cosa que se ofrece en sacrificio.
3. f. vulg. malson. Golpe, trastazo, bofetada.

ostia
1. ostra, molusco

El lastre del desamor

El lastre del desamor

Imágenes de PASOTRASPASO y PP Madrid

El lastre del desamor no es la tristeza, ni la ausencia de deseo o de amor, son las medias verdades que quedan por el camino, los rastros de mentiras que quedan expuestos en tu espalda, los silencios incómodos y las sonrisas falsas, los gestos de amor a destiempo y por compromiso, un compromiso que quieres olvidar y no te dejan.

En una fecha tan cercana al día del amor por excelencia, el 14 de febrero, Ana Mato seguro que está pensando más en el lastre del desamor,… aunque tal vez ya sea demasiado tarde; incluso cuando una empresa llena de globos venga en nuestro rescate.

El triunfo del hombre gris

PPCYL

Sin duda ayer triunfó un hombre gris, al que hace cuatro años pocos auguraban un futuro político. No era mi candidato, pero espero por el bien de todos -palabra que ayer reiteró Rajoy en su intervención, tras la abultada mayoría del PP en las urnas- que su victoria en las elecciones generales del 20N saque a este país del estado de coma en el que se encuentra actualmente.

Me sorprendieron los fervorosos cánticos de sus seguidores, concentrados anoche en la calle Génova para arropar a su líder, un líder al que algunos tildaban de ineficaz, en los que la palabra “España” restallaba en un grito colectivo, tal vez para acallar la abultada victoria de los nacionalistas catalanes y vascos en sus respectivos territorios. Sin embargo, Rajoy deberá gobernar también para ellos.

Por otra parte, la soledad de Rubalcaba, solo ante la derrota del PSOE, me pareció injusta. El PSOE del zapaterismo ha perdido la homogenéidad del voto de la izquierda, que ha votado a otras opciones políticas o se ha quedado en casa. El bipartidismo se ha roto por la izquierda, porque el PP sigue teniendo la homogeneidad del voto conservador, pero ¿será capaz el PSOE de recuperar el voto de la izquierda?. Hasta febrero, en que se celebre el Congreso Federal -según ha señalado el todavía presidente Zapatero-, ¿el PSOE echará balones fuera: la crisis, las circunstancias metereológicas,…, o será capaz de realizar un proceso de autocrítica que le permita renacer?

El tiempo nos dirá si Rajoy es la mejor opción, si el PSOE se sacudirá las telarañas que le impiden avanzar o si es mejor tener a los independentistas vascos en el Congreso que con las armas cargadas y dispuestas a disparar.

Esto es democracia y no lo de Sol

Los simpatizantes del PP celebran su apabullante victoria de estas elecciones municipales y autonómicas del 22 de mayo desde la sede de la  calle Génova con 2 consignas que me ponen los pelos de punta: “Esto es democracia y no lo de Sol” y “BILDU fuera”. Consignas que expresan un sentimiento no de inclusión o de comprensión hacia los que no opinan como ellos, sino de exclusión, pese a las palabras de la nuevamente elegida presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre de que va a gobernar para todos, y sobre todo para los más desfavorecidos.

Con el grito de “Así, así, así vota Madrid” los indignados de la Puerta del Sol expresaban hace unos días su rechazo a un sistema que no representa a la mayoría, una mayoría silenciosa e invisible que sólo se ve a través de unos votos cada cuatro años y luego desaparece entre promesas incumplidas y programas en los que solo se tiene en cuenta a cuántos podrán atrapar con sus frases huecas.

El PP ha ganado sin duda estas elecciones, pero si olvida o no tiene en cuenta a los que no piensan como ellos, las urnas volverán a hablar, y, tal vez, la próxima vez se sorprendan de lo digan, porque quizás, los que piensan que lo de Sol si es democracia, les sorprendan.

Jane Birkin, el caso Gürtel y el patrimonio de los ministros

Tal vez a simple vista no parezcan tener relación, pero hay un nexo que les une: el deseo. A Jane Birkin, el deseo la catapultó a la fama hace 40 años con J’taime…ma non plus, el caso Gürtel surge del deseo de poder de sus protagonistas (tanto de los actores principales como de los narradores de la historia); y la publicación del patrimonio de los miembros de nuestro Gobierno, que tantos chascarrillos está provocando en las tertulias políticas, viene del deseo de parecer honrado.

Puestos a perder el tiempo en “Macguffins“, prefiero perderlo evocando una lejana tarde de septiembre, en la que Jane Birkin y su Je t’aime…ma non plus despertaban mi adolescencia acercándome a una boca húmeda y caliente, cuando todavía no sabía el significado de “ma non plus”, cuando todavía se bailaba lento.

Hamlet y el PP

Parece que el PP anda enredado en un drama de celos, traiciones y salvadoras mesiánicas avaladas por fantasmas de pluma fácil y lengua envenenada. Al igual que en la trama de Hamlet unos fantasmas, no del padre -que en este caso parece realmente ausente del lío de “quítate tú para ponerme yo”-, jalean a Esperanza para que se convierta en un revulsivo para un PP que ha perdido dos elecciones generales bajo el liderazgo de Rajoy.

Supongo que nadie se ha parado a analizar que el PP pierde siempre cuando Cataluña y el País Vasco votan mayoritariamente al PSOE, y eso no creo que sea culpa de un hombre poco carismático, sino de la estrategia de un partido. “Madrid no es España” dicen que bramó Rajoy ante el plante castizo de Esperanza, que quiere abrir un debate de ideas (¿de ideas o de liderazgo, me pregunto?).

De momento, parece que los jugadores están esperando ver qué cartas echa el otro, lo cual sólo beneficiará a los que no quieren una oposición que realmente ejerza su papel en el Parlamento. Mientras el principal partido de la oposición esté enredado en intrigas palaciegas, será incapaz de ver más allá de las puñaladas internas, los venenos en forma de besos de hermanos o barones y las venganzas de dinosaurios que no quieren desaparecer de los círculos de poder. Sería triste que el PP, como el drama de Hamlet, acabara con todos muertos, porque perdería nuestra democracia y no sólo los posibles votantes del PP.

Los regantes de Murcia celebraron el pasado fin de semana un misa para pedir agua para sus campos bajo el manto de la Virgen de la Esperanza, ¿será una señal? Sólo el tiempo lo dirá.

Fotografía: desdetasmania.blogspot.com