Dudas como telarañas

Las dudas se tejen como las telarañas, con un hilo invisible que va trenzando una red en la que uno queda atrapado sin saber cómo o por qué. Las dudas, que corrompen la confianza de los mercados en las posibilidades de la recuperación económica española, están llevando al Gobierno a establecer medidas que tal vez generen confianza en los mercados, pero también entrañan nuevas dudas.

Imagen de Lee Cofa

Hoy me han venido a la memoria estos versos de Martin Niemöeller, pastor protestante alemán y un abierto opositor al régimen de Hitler, ante las informaciones publicadas en relación con el Real Decreto ley 16/2012 de abril, de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones.

Primero vinieron a buscar a los comunistas y no dije nada porque yo no era comunista.
Luego vinieron por los judíos y no dije nada porque yo no era judío.
Luego vinieron por los sindicalistas y no dije nada porque yo no era sindicalista.
Luego vinieron por los católicos y no dije nada porque yo era protestante.
Luego vinieron por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie a quien decir nada…

Suprimir recursos a los que no tienen ninguno es lo más fácil, lo más cómodo. De vez en cuando, los que detentan el poder -económico o político- deberían releer la Declaración Universal de los Derechos Humanos, porque no podemos perder esa brújula a la hora de establecer las relaciones entre los seres humanos, la forma de entender el futuro de nuestra sociedad.

La lucha de Isabel contra la ELA

A Isabel la diagnosticaron esclerosis lateral amiotrófica (ELA) hace tres años. Desde entonces, está luchando contra la degeneración de su cuerpo.  A principios de 2012 vio una posibilidad de futuro, pero que no parecía asequible, la separaban de poder acceder al tratamiento un presupuesto de unos 40.000 euros, lo que cuesta la hospitalización en el Bethune International Peace Hospital, un hospital en ciudad de Shijiazhuang, cerca de Pekin, que ofrece tratamientos con células madre de cordón umbilical de niño nacido con resultados positivos en enfermedades neurodegenerativas, mejorando algo los síntomas.

Fotografía de margaridaperola

A través de una página en Facebook: “Ayudando a Isabel”, se formó un grupo de apoyo para conseguir los fondos que Isabel necesitaba para empezar este tratamiento.  El pasado 6 marzo conseguía un préstamo para poder costear los 6 trasplantes y la hospitalización durante un mes.

Una amiga de Isabel escribía en esta página: ” la enfermedad no ha podido parar sus ganas de vivir, de luchar, de seguir aprendiendo. No ha conseguido que deje de tener fe, de creer y tener esperanza. Desde el primer momento eligió el camino de la alegría, del positivismo, del trabajo tenaz. Eligió aprender y no ha permitido que la enfermedad venza su ánimo…y cuando ves de cerca esta enfermedad, no dejas de preguntarte si serías capaz de reaccionar así, de luchar como ella lo hace. ha elegido luchar y yo la admiro por ello. Isabel no va a dejar de tener esperanza y yo quiero ayudarla a que lo logre y te quiero pedir que me ayudes a conseguirlo.”

No rendirse, no dejar de luchar, ha sido la consigna de esta mujer que ama la vida. Espero que la lucha de Isabel por una vida digna tenga un final feliz.