La ideología emocional gana las elecciones

Todas las elecciones son decisivas para el futuro

El resultado de las elecciones nos deja un Parlamento lleno de colores diferentes, de intereses distintos, de ideologías menos universales y más viscerales. Lamentablemente, no podemos echar la culpa a nadie; cada uno de nosotros, con nuestro voto, hemos decidido que el Parlamento resultante sea así. Sin duda, los partidos políticos han jaleado unos mensajes, pero tenemos la capacidad de interpretar, valorar y decidir.

Los resultados electorales en España nos indican que, no solo aquí, están triunfando las ideas que nos aíslan del miedo a la incertidumbre. Los cambios radicales en la historia siempre vienen motivados por una modificación en los medios de producción y desde la aparición de internet, el sistema económico tradicional se está resquebrajando.

La amenaza de un futuro incierto aproxima a la gente hacia convicciones firmes, hacia problemas inmediatos y cercanos, que nos permitan evadirnos del miedo a un mañana que no controlamos. Pero los seres humanos estamos hechos de tiempo y es una evidencia que el pasado nunca vuelve. Ni Gran Bretaña volverá a ser el gran imperio del siglo XIX, ni EE.UU. será el guardián del mundo occidental, ni España será de nuevo una, grande y libre.

Las minorías mayoritarias acechan tras rotundos axiomas, ancladas en ideales ancestrales, en verdades absolutas que hoy, en la era de internet, se distribuyen como la pólvora prendiendo en grupos de descontentos, de marginados, de nostálgicos de un mundo estable, de ácolitos que están dispuestos al sacrificio mientras reclaman su libertad a costa de la de los demás.

Nos toca jugar en un tablero de límites imprecisos, de formas que mutan desde la realidad virtual de una pantalla a nuestras calles, a nuestras vidas reales. De esta forma, la ideología emocional vence a la razón posibilista.

Estamos en el umbral de la próxima era del hombre, en la que los estallidos en Hong Kong rebotan en Bolivia y Argentina; en la que el triunfo del Brexit repercute en las ansias nacionalistas catalanas, en la que al tiempo que crecen los movimientos pacifistas y ecologistas, reverdecen los autoritarismos, los partidos neofascistas.

Según Aldoux Huxley “Las doctrinas pueden ser verdaderas o falsas, pueden ser sanas o perniciosas, eso no importa. Si el adoctrinamiento está bien conducido, prácticamente todo el mundo puede ser convertido a lo que sea”. Actualmente, esa conversión es prácticamente inmediata de una a otra punta del globo terráqueo. Sólo nos salvará que dejemos de comportarnos como rebaños y pensemos como personas individuales y únicas, con un criterio basado en la razón y en el bien común.

Adoctrinamiento
Si el adoctrinamiento está bien conducido, prácticamente todo el mundo puede ser convertido a lo que sea

20 de diciembre, fun, fun fun

Lemas, latiguillos y consignas políticas nos persiguen hasta el hartazgo desde hace varias semanas. Veo, oigo y leo declaraciones de distintos el-grito-munchrepresentantes de los partidos políticos que concurren a estas elecciones y la imagen de “El grito” de Munch viene a mi mente para intentar evadirme del cansancio que me provoca escuchar las mismas palabras en el mismo, o en diferente orden. No obstante, espero que estas elecciones con las que damos paso a una nueva Navidad nos traigan, aparte de promesas, luces de colores y brillantes espumillones, un parlamento más plural, más dialogante y más cercano a los intereses de las personas que les han votado y no a sus propios intereses.

Si unimos los lemas de esta campaña de los diferentes partidos políticos ¡nos puede quedar un discurso redondo!: “España en serio” (PP) supone “un futuro para la mayoría” (PSOE), porque queremos “un país contigo” (Podemos). Vota “con ilusión” (Ciudadanos) “por un nuevo país” (IU).

¡Que la fuerza nos acompañe!

 

El lobo ya ha venido y los fantasmas no existen

esperanza contra miedo

Imagen de Neil Girling

“¡Qué viene el lobo!”, “¡Qué viene el lobo!”, nos decía ayer la casi-alcaldesa de Madrid, arrogándose en salvadora de oscuros futuribles ante los descerebrados madrileños que, inexplicablemente, le han dado al PP sólo 44.082 votos más que a la Agrupación Ahora Madrid en estas elecciones municipales. Cuando ella asegura tener 500.000 votos más que la opción que lidera Carmena, une a los votos del PP, los del PSOE y los Ciudadanos, como si tratara de liderar una coalición interestelar contra las fuerzas del mal encabezadas por Manuela Carmena.

El lobo ya ha venido, Señora Aguirre, durante años ha ido desangrando nuestros derechos sociales, ha ido llevándose nuestro dinero a sus cuentas bancarias y ha ido vendiendo nuestro patrimonio a sus colegas. Por mucho que intente convencerme, sé que los fantasmas no existen. Su discurso me ha recordado a lo que se decía en algunos sectores cuando Suárez se atrevió a legalizar el Partido Comunista de España. Eran las primeras elecciones generales democráticas que se celebraban en España después de casi 40 años de dictadura. El editorial del ABC del 10 de abril de 1977 decía lo siguiente: “No es hacer viable la democracia el condescender con aquellos que no practican sus reglas cuando llegan al Poder. No es la democracia moneda de curso legal en la Cuba de Castro ni lo es en la Rusia de Breznef, donde a los disidentes se les encierra en clínicas psiquiátricas o se les instala en archipiélagos Gulag.” (¿por qué me recuerda a las alusiones a Venezuela?).

En fín, lo dicho, que el lobo ya ha venido y los fantasmas no existen.

El futuro está por escribir

Decides con tu voto

Decides con tu voto

Es la hora de que todas las voces se levanten en un sonido de futuro, de que las manos cojan su mañana y lo miren a los ojos, de que se olviden los miedos. Es hora de que se escuche “la voz del pueblo”.

Pero el pueblo son millones de almas dispersas, distintas, únicas. A estas horas corren los gladiadores por todos los circos abiertos dando su espectáculo, tocan los palmeros con devoción, atronan en nuestros oídos fanfarrias y fuegos artificiales para anular la voz de nuestra conciencia.

Pero la vida nos enseña que nadie es dueño de nadie, que hay hombres y mujeres que pierden el miedo y saben coger sus sueños a dentelladas si es preciso; porque la libertad siempre brota, a pesar de la ceguera de los que son tan diminutos que la temen.

España en marcha
Nosotros somos quien somos.
¡Basta de Historia y de cuentos!
¡Allá los muertos! Que entierren como Dios manda a sus muertos.

No vivimos del pasado,
ni damos cuerda al recuerdo.
Somos, turbia y fresca, un agua que atropella sus comienzos.

Somos el ser que se crece.
Somos un río derecho.
Somos el golpe temible de un corazón no resuelto.

Somos bárbaros, sencillos.
Somos a muerte lo ibero
que aún nunca logró mostrarse puro, entero y verdadero.

De cuanto fue nos nutrimos,
transformándonos crecemos
y así somos quienes somos golpe a golpe y muerto a muerto.

¡A la calle!, que ya es hora
de pasearnos a cuerpo
y mostrar que, pues vivimos, anunciamos algo nuevo.

No reniego de mi origen,
pero digo que seremos
mucho más que lo sabido, los factores de un comienzo.

Españoles con futuro
y españoles que, por serlo,
aunque encarnan lo pasado no pueden darlo por bueno.

Recuerdo nuestros errores
con mala saña y buen viento.
Ira y luz, padre de España, vuelvo a arrancarte del sueño.

Vuelvo a decirte quién eres.
Vuelvo a pensarte, suspenso.
Vuelvo a luchar como importa y a empezar por lo que empiezo.

No quiero justificarte
como haría un leguleyo.
Quisiera ser un poeta y escribir tu primer verso.

España mía, combate
que atormentas mis adentros,
para salvarme y salvarte, con amor te deletreo.

Gabriel Celaya. Cantos Iberos. 1955

Engañosas palabras blancas

Lie

Imagen de dominiccampbell

Las palabras blancas corren sin freno a mi alrededor, ilusiones fugaces que se visten de gala estos días y que arropan los pueblos blancos, las calles con ropajes de primavera adelantada, las playas todavía vírgenes de ruidosos veraneantes. Ya no hay carteles, no hay plazas llenas de pasquines ofreciendo El Dorado; ahora proliferan los tweets, los mensajes en Facebook. Los magos ofrecen su espectáculo de hipnotismo a fieles seguidores que jamás descubrirán los trucos de los embaucadores.

Las palabras blancas salen de sus bocas como pañuelos sostenidos por mariposas de colores, y esconden esas otras palabras que la gente no quiere oír. Quisiera perderme, bajarme de este tiovivo en el que todas las verdades y todas las mentiras se entremezclan en una música agonizante, estridente, artificiosa.

Me abruman sus engañosas palabras blancas. Sólo salen de sus gargantas consignas, frases hechas en seda y satén, y todo ¡por un voto!.

Zapatero pide un PSOE unido

José Luis Rodríguez Zapatero ha pedido unidad a su partido en la intervención que ha realizado en el 38º Congreso del  PSOE, en el que mañana se elige un nuevo secretario general. “Todos tenemos que estar detrás de quien lidere el partido”, ha dicho el ya ex-secretario general del Partido Socialista, quien ha agradecido el amplio respaldo del partido a su liderzgo en los 12 años en los que ha ejercido este cargo.

El peligro que se abre tras estas elecciones es, sin duda, el posible recrudecimiento de las luchas internas por las cuotas de poder dentro del partido, lo cual debilitaría su credibilidad como posible alternativa al Partido Popular, que actualmente cuenta con un respaldo mayoritario, tanto en el parlamento nacional, como en comunidades autónomas y municipios.

Confío en que lo que une a todos los que conforman el PSOE sea mucho más fuerte que aquello que los separa; que las mezquindades y los deseos de poder se sometan al beneficio de la mayoría, porque este país necesita una alternativa fuerte al PP, y no un PSOE-taifas.

#38congresopsoe

El triunfo del hombre gris

PPCYL

Sin duda ayer triunfó un hombre gris, al que hace cuatro años pocos auguraban un futuro político. No era mi candidato, pero espero por el bien de todos -palabra que ayer reiteró Rajoy en su intervención, tras la abultada mayoría del PP en las urnas- que su victoria en las elecciones generales del 20N saque a este país del estado de coma en el que se encuentra actualmente.

Me sorprendieron los fervorosos cánticos de sus seguidores, concentrados anoche en la calle Génova para arropar a su líder, un líder al que algunos tildaban de ineficaz, en los que la palabra “España” restallaba en un grito colectivo, tal vez para acallar la abultada victoria de los nacionalistas catalanes y vascos en sus respectivos territorios. Sin embargo, Rajoy deberá gobernar también para ellos.

Por otra parte, la soledad de Rubalcaba, solo ante la derrota del PSOE, me pareció injusta. El PSOE del zapaterismo ha perdido la homogenéidad del voto de la izquierda, que ha votado a otras opciones políticas o se ha quedado en casa. El bipartidismo se ha roto por la izquierda, porque el PP sigue teniendo la homogeneidad del voto conservador, pero ¿será capaz el PSOE de recuperar el voto de la izquierda?. Hasta febrero, en que se celebre el Congreso Federal -según ha señalado el todavía presidente Zapatero-, ¿el PSOE echará balones fuera: la crisis, las circunstancias metereológicas,…, o será capaz de realizar un proceso de autocrítica que le permita renacer?

El tiempo nos dirá si Rajoy es la mejor opción, si el PSOE se sacudirá las telarañas que le impiden avanzar o si es mejor tener a los independentistas vascos en el Congreso que con las armas cargadas y dispuestas a disparar.

Mentiras que envenenan las relaciones

Imagen de elstocker

Asisto a esta nueva campaña electoral como esas parejas en las que la mentira se ha instalado entre ellos. Uno sabe que le están mintiendo, y el otro sabe que su pareja conoce sus mentiras. Sin embargo, ambos continuan actuando como si nada pasara entre ellos, como si su relación no tuviera escondidas mentiras envenenadas. Espero que antes de la fecha final de la campaña, alguno de los partidos que concurren me ofrezca algo más que una pose de marido infiel que no desea perder a su esposa, por la seguridad que ésta le reporta; pero que tampoco quiere dejar a su amante, con la que se siente el amo del universo.  En esta tesitura, tal vez la esposa paciente y que no es una zorra, decida dejar de creer si no observa en su pareja ningún gesto de sinceridad.

Esto es democracia y no lo de Sol

Los simpatizantes del PP celebran su apabullante victoria de estas elecciones municipales y autonómicas del 22 de mayo desde la sede de la  calle Génova con 2 consignas que me ponen los pelos de punta: “Esto es democracia y no lo de Sol” y “BILDU fuera”. Consignas que expresan un sentimiento no de inclusión o de comprensión hacia los que no opinan como ellos, sino de exclusión, pese a las palabras de la nuevamente elegida presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre de que va a gobernar para todos, y sobre todo para los más desfavorecidos.

Con el grito de “Así, así, así vota Madrid” los indignados de la Puerta del Sol expresaban hace unos días su rechazo a un sistema que no representa a la mayoría, una mayoría silenciosa e invisible que sólo se ve a través de unos votos cada cuatro años y luego desaparece entre promesas incumplidas y programas en los que solo se tiene en cuenta a cuántos podrán atrapar con sus frases huecas.

El PP ha ganado sin duda estas elecciones, pero si olvida o no tiene en cuenta a los que no piensan como ellos, las urnas volverán a hablar, y, tal vez, la próxima vez se sorprendan de lo digan, porque quizás, los que piensan que lo de Sol si es democracia, les sorprendan.

El realismo irreal de la Puerta del Sol

Fotografía de IpUrBeLtZ

Aplaudo desde mi cueva este estallido florido democrático de un mayo cargado de los mensajes políticos aburridos de siempre. Este hiperrealismo de jóvenes acampando en la Puerta del Sol para reivindicar una democracia libre de políticos desilusionantes y de políticas caducas, despierta mi lado más solidario con este grupo al que solo une un sentimiento de hastío con la realidad que nos alumbra cada día.
Reinventar la utopía, reclamar el ágora como espacio de los ciudadanos, ha sido interpretado por algunos como el último intento de Rubalcaba por manipular, cual Doctor No, a todos los descerebrados y posibles votantes de izquierdas; o como un renovado y postmoderno grupo fascista que trata de canalizar el descontento generalizado de este país que tiene por héroes a Carpanta, Mortadelo o Torrente.
No sé que más oiremos en los próximos días, o tal vez lo peor será que no oigamos nada, porque eso significará que los que catalogaban este movimiento como algo pasajero y sin importancia habrán triunfado. Espero sinceramente que el realismo irreal que emana estos días la Puerta del Sol, como símbolo del renacer de una democracia verdadera, sirva para despertar conciencias, porque en una sociedad que ha abolido toda aventura, la única aventura que resta es abolir la sociedad.